NoticiasPatrimonio

Este miércoles 3 de octubre fue inaugurada la restaurada Iglesia de San Francisco de El Monte, declarada Monumento Nacional en 1974, la cual resultó gravemente dañada durante el terremoto de 2010.
En la ceremonia estuvo presente la Intendenta Metropolitana Karla Rubilar, los diputados Raúl Leiva y Juan Antonio Coloma, el gobernador provincial Andrés Llorente y los seremis de Obras Públicas, Cultura y Agricultura, Felipe Infante, Alejandra Novoa y José Pedro Gilisasti, además del alcalde, Francisco Gómez y los CORES Felipe Berrios y Rodrigo Cornejo, entre otras autoridades.
La ceremonia contó con la bendición del vicario de Melipilla, Padre Víctor Fernández y fue amenizada por el conjunto folclórico Senderos de El Monte y la orquesta Sinfónica juvenil de la provincia Cordillera.

Previo a ello, las autoridades visitaron la Casa de los hermanos Carrera y la entrada al mítico túnel por donde escapaban los patriotas desde la parroquia a la Hacienda San Miguel, en un tour guiado por la directora ejecutiva de la Corporación Cultural San Francisco, Natalia Huerta y el encargado del Museo Patrimonial de El Monte, profesor Juan Araya. Este recorrido, contó una intervención de recreacionismo histórico a cargo de la compañía Teatropella.

Los profesionales encargados del desarrollo del proyecto fueron financiados por la Fundación Isabel Aninat el año 2011 y la obra “Restauración y Puesta en Valor Iglesia San Francisco de El Monte”, fue ejecutada por la constructora BEC con aportes del Gobierno Regional Metropolitano y la SUBDERE por $1.600.millones.

Las instituciones que participaron de la ejecución del proyecto, fueron la Dirección de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas –MOP- y el Gobierno Regional Metropolitano. La obra se inició en abril de 2017

A la llegada de los españoles, en 1579 se instala en sector conocido como El Tejar o Santa Ana de las Palmas, una misión franciscana. Posteriormente en 1732, luego de que terremotos, crecidas del río y los violentos conflictos del periodo derribaran sus anteriores construcciones, se instalan en la ribera norte del río en terrenos cedidos por el cacique Llopeo, fundándose el pueblo de El Monte.